¿Quiénes somos?

CONICIT forja hoy la Costa Rica del futuro

Foto frontal del Edificio del CONICITEl esfuerzo encaminado por destacados investigadores nacionales, quienes demandaban del Estado Costarricense un papel más activo y promotor de nuestro desarrollo científico y tecnológico, se concretó, el 22 de agosto de 1972, con la publicación en el diario La Gaceta de la Ley Constitutiva del CONICIT, firmada por el entonces Presidente de la República, José Figueres Ferrer, y el Ministro de Cultura, Juventud y Deportes, Lic. Alberto Cañas Escalante.

El CONICIT ha sido la institución de referencia de promoción de las capacidades nacionales en ciencia y tecnología, con el apoyo en: la formación de recursos humanos especializados a nivel de posgrado y posdoctorado, el financiamiento de proyectos de investigación básica y aplicada, de desarrollo experimental, de desarrollo tecnológico, infraestructura física y de equipo a centros de excelencia científica, capacitaciones a corto plazo de investigadores, participación en eventos nacionales e internacionales y el manejo de inventarios nacionales de recursos humanos, centros de investigación y proyectos de investigación.

Desde finales de los años 80 con recursos del Agencia Internacional para el Desarrollo (AID) y posteriormente con Fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en los años de la década de 1990 el CONICIT es la institución pionera en el financiamiento de la Innovación en el país con el diseño, implementación, ejecución, seguimiento y evaluación del Fondo de Desarrollo Tecnológico (FODETEC), primer crédito dirigido al desarrollo tecnológico e innovación en Costa Rica. Estas funciones se han estado consolidando bajo el liderazgo técnico de la institución, en otras intervenciones financieras como el programa de Fondos Concursables, a partir del cambio de siglo, y el rediseño de este, bajo la figura del Fondo PROPYME.

Cabe señalar que la trayectoria de la labor del CONICIT, ha quedado documentada en todas las memorias publicadas desde su creación donde se evidencia el aporte a la comunidad científica y al país, siendo las cartas de presentación para luchar por nuestra vigencia. No existe en el país un investigador que de una manera directa o indirecta, no haya sido favorecido con el quehacer del CONICIT.

Mensaje de la presidencia

Actualizado el: 28/02/2020