Nº 10, octubre, 2019

Piojos desentrañan pasado migratorio del hombre americano

·         Investigador tico propone replantear paradigma de colonización por estrecho de Bering.

William Mora M.
wmora@conicit.go.cr

En un artículo denso, de 10 páginas, expone sus observaciones producto de un proyecto colaborativo con la Universidad de Reading, Inglaterra, y describe que si bien el origen del hombre es monogenético, partiendo de África, y hubo una oleada migratoria de Eurasia a Norteamérica por el estrecho de Bering, existe una similitud morfológica de piojos presentes en hombres de la polinesia con las muestras encontradas en las momias incas precolombinas.  Esta especie de piojos también ha sido hallada en las poblaciones aborígenes de la costa pacífica de Costa Rica.

El Dr. Retana, fallecido en junio del 2017, anota que existió un grupo de piojos "colonizadores" de origen polinesio que ingresó al cono sur del continente. Por esto, valoró como erróneo establecer que las poblaciones americanas tanto del norte como del sur del continente tienen un origen común, posición sustentada en la débil evidencia de ADN mitocondrial de los estudios realizados.

−En algún momento me comentó su convicción de que la migración al continente americano se había dado por el sur, específicamente hacia las costas del pacífico, por navegantes que emplearon las Islas Marquesas como puente.

Si bien los piojos son una fuente de información, otras evidencias antropológicas y arqueológicas deberían ayudar a sentar las bases de una hipótesis conclusiva sobre las migraciones humanas hacia América.

En una ocasión me dijo: "−Si esto lo logramos enganchar y encontramos un patrón retaremos el paradigma y algunos autores deberían revisar sus ideas sobre la migración del hombre americano".

Arguye que al haberse establecido la migración de pobladores americanos hacia la Isla de Pascua se abre la posibilidad de ampliar ese tránsito hacia las Islas de la Polinesia. Refuerza su posición en la forma como estos pueblos hoy siguen fabricando embarcaciones capaces de enfrentar un viaje de larga duración, aunque con un bajo número de navegantes.

Por la evidencia ancestral, hoy se sabe que los habitantes de estas islas se aventuraron por los mares del sur hasta Oceanía.

El artículo del Dr. Retana, sustentado en la filogenia de los piojos, diagrama finalmente las rutas migratorias secuencialmente así: La colonización humana partió de África en algún momento hace un millón de años hacia el sureste asiático por lo que hoy conocemos como Suez; otra oleada migratoria de hace unos 500 mil años llegó de África a Europa.  En Asia se establecieron poblaciones con poca o ninguna comunicaciones con Europa o África hasta que fue posible establecer rutas de trasiego más frecuentes. De Eurasia llegaron poblaciones a Norteamérica por el estrecho de Bering que a su vez migraron a Centroamérica y Sudamérica; de Asia el hombre colonizó las Islas del Pacífico y de ahí hubo traslados a Sudamérica y luego a Centroamérica.

En su tesis doctoral investigó en Costa Rica una plaga de parásitos que afectan la producción alimentaria, a pequeña y gran escala. Se trata de los artrópodos científicamente denominados como tisanópteros, también llamados en inglés "thrips", insectos milimétricos causantes de pérdidas millonarias en cultivos de hortalizas como sandía, melón y plantas ornamentales.

 

 

Investigador 24/7

·         El Dr. Axel Retana Salazar quiso cambiar paradigmas

William Mora M.
wmora@conicit.go.cr

En el que fuera su cubículo todavía permanecen algunas publicaciones que inspiraron su trabajo en el campo de la biología teórica y aplicada; las hay con fines académicos y otras con fines divulgativos y de extensión social.