El COVID-19 carga con más desempleo y desigualdad a las mujeres

Los indicadores de desigualdad en materia laboral ya venían mostrando una tendencia creciente, con unas 185.000 desempleadas para el I trimestre de 2020.

byMaria Nuñez Chacón May 12, 2020 23:48pm

https://semanariouniversidad.com/wp-content/uploads/2020/05/Foto-1-Mujeres-816x460.jpg

Las mujeres que se ubican en la informalidad sufren un estrujamiento de sus ingresos. (Foto: Katya Alvarado).

Si la falta de trabajo, los bajos salarios y la calidad en el empleo inclinaban la balanza contra las mujeres, tras dos meses de confinamiento -producto del COVID-19- estas desigualdades se profundizan para miles de ellas, que en muchos casos tienen la jefatura de hogar.

La más reciente Encuesta Continua de Empleo (I trimestre de 2020) confirma esta realidad cuando muestra que la tasa de desempleo abierto para ellas es del 18%, frente a un 8,6% de los hombres.

Aunque esta encuesta no abarcó los efectos de la pandemia, pues medía hasta marzo de este año, ya ponía sobre el tapete el preocupante aumento del desempleo femenino. Para el mismo periodo del 2019, el índice fue 3,7 puntos porcentuales menor.

De acuerdo con Pilar Ramos, coordinadora de Servicios de Información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), las mujeres están teniendo situaciones adversas en la incorporación al mercado laboral o para lograr más horas trabajadas.

"La tasa de participación general está creciendo y esto se debe a que hay un incremento en la participación laboral de las mujeres, pero eso no significa que estén empleadas. Hay una búsqueda activa de empleo, pero quienes sí estuvieron ocupadas tuvieron dificultades para que todas sus capacidades fueran aprovechadas, producto del subempleo (trabajan menos de 40 horas semanales)", detalló Ramos.

En términos de subempleo, la tasa de hombres se ubicó en 10,6% para este primer trimestre del año, mientras que el de las mujeres llegó al 15,3%; el incremento del este indicador femenino fue del 3%, con respecto al año anterior.

"Aunque todavía no hemos realizado el análisis del impacto de la pandemia es probable que sí haya aspectos diferenciados, no sólo en la participación laboral, sino en las características. Por ejemplo, cuántas mujeres no estarían incorporándose al mercado laboral porque deben atender obligaciones familiares, afectadas por el desempleo o en condiciones desfavorables que aún no conocemos", añadió la experta.

Pese a que todavía no hay un análisis estadístico de los efectos del COVID-19 en el empleo de la población, algunos estudios y datos nos muestran una tendencia negativa para las mujeres.

Una enfermedad que ataca la economía

Karla Corrales (nombre ficticio para guardar confidencialidad) vive con su mamá, quien es adulta mayor, y su hija recién ingresada a la universidad. El 13 de marzo pasado, los dueños de la tienda en la que trabajaba le avisaron que iban a realizar una suspensión del contrato, que les pagarían la mitad del salario y tendrían que ir unos pocos días a realizar algunas labores.

"Mi primera impresión fue de pánico cuando me dijeron que iban a cerrar, pensé cómo hacer para cubrir los principales gastos; con muchas deudas, que tuve que dejar de pagar. Nos hemos podido mantener con la pensión de mi mamá y una beca que le dan a mi hija en la universidad; además, la jefa me ofreció hacerme adelantos del aguinaldo", contó.

Ante esta situación todo comenzó a escasear, la limitación se hizo presente, las deudas han tenido que esperar hasta nuevo aviso, los recibos se van pagando, unos sí y otros no, y cuando Karla tiene que ir al trabajo, va caminando para ahorrar los pasajes del autobús.

"Yo solicité el bono Proteger antes de Semana Santa y lo recibí el 28 de abril, eso fue una verdadera salvada y algo con lo que estoy muy agradecida. Por otra parte, mi mamá y yo somos hipertensas y en el Ebais nos mandan los medicamentos y a mi mamá le hacen las citas por videollamada".

Comenzó nuevamente a trabajar el pasado 11 de mayo, luego de que el Gobierno anunciara una flexibilización en las medidas de contención, sin embargo, sus jefes fueron claros en que medirían la situación para ver la posibilidad de continuar.

Así como Karla, muchas personas han recurrido a la solicitud del bono Proteger, creado por el Gobierno para ayudar a quienes han visto afectados sus ingresos producto de la emergencia sanitaria.

En ese sentido, Juan Luis Bermúdez, presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), detalló que a la fecha un total de 314.349 mujeres han solicitado el bono, 336.116 fueron hombres y 54 intersex.

"Vemos que 37.525 mujeres han solicitado esta ayuda porque han visto su jornada laboral reducida, 25.179 por suspensión de contrato y 71.484 por despido", evidenció.

Esta situación que viven las trabajadoras costarricenses es una tendencia a nivel mundial. Así lo confirmó ONU Mujeres en su más reciente informe, pues asegura que la capacidad de las mujeres para conseguir sus medios de vida se ve altamente afectada por el brote, debido a que la reducción de las actividades económicas y de subsistencia afectan sectores generadores de empleo femenino.

La directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres, Anita Bhatia, manifestó que industrias de la economía formal, como viajes, turismo, restaurantes, producción de alimentos, entre otros, con una elevada participación de las mujeres se han visto severamente afectadas por las cuarentenas.

"Las mujeres representan también un gran porcentaje de la economía informal en los mercados y la agricultura en todo el mundo. Tanto en las economías desarrolladas como en aquellas en desarrollo, son la inmensa mayoría en muchos de los trabajos del sector informal -trabajo doméstico y de cuidados-; incluso más, ellas carecen de seguro médico y de redes de seguridad donde poder recurrir", concluyó Bhatia.


https://semanariouniversidad.com/wp-content/uploads/2020/05/FOTO-3-MUJERES.jpgLas dependientes de tiendas y negocios han visto muy afectados sus empleos, en muchas ocasiones han sido despedidas por el cierre de negocios. (Foto con carácter ilustrativo: Miriet Ábrego).


https://semanariouniversidad.com/wp-content/uploads/2020/05/recuadro1.jpg


https://semanariouniversidad.com/wp-content/uploads/2020/05/recuadro2.jpg